El control de tu información puede ser sencillo... ¡despreocúpate!
Es lunes en la mañana y regresas a la oficina después de un merecido fin de semana. Todavía tienes que ajustar tu mente a la rutina, pero te encuentras motivado y listo para enfrentar los pendientes. Lo sabes, esta será tu semana hasta que... abres tu correo y ves una petición urgente.

Una aclaración, un error minúsculo que detiene tu flujo de trabajo y que te obliga a ir al archivo. Llegas con el encargado, le entregas la referencia y no encuentra la carpeta. Tal vez está mal archivada, así que aguantando la desesperación le ayudas en su búsqueda. Después de media hora y varias vueltas a todos los archivos, el encargado recuerda que alguien del departamento ya lo había pedido y no lo regresó. Para tu mala suerte, esa persona se fue de vacaciones y no responde mensajes. La energía con la que empezaste la semana ya no es la misma, tu humor cambió y todavía faltan cinco días para poder descansar.

Algo que pocos ven es que un archivo mal manejado es el eslabón más débil de la cadena productiva de la empresa. Tarde o temprano los problemas con los expedientes surgen ya que la cantidad de información con la que se trabaja en cualquier negocio es inmensa… y su almacenamiento y organización consume una gran cantidad de trabajo, el cual recae en manos poco especializadas y poco motivadas para llevarlo a cabo. Y todos estos inconvenientes representan pérdidas de eficiencia y de dinero para la empresa.

Nuestra empresa lleva más de veinte años organizando, clasificando y almacenando los archivos e información de nuestros clientes. Tenemos un proceso de mejora continua que se basa en el certificado ISO 9001:2008. El servicio que ofrecemos es especializado, por lo tanto, cada una de nuestras unidades de la Ciudad de México y del interior del país, tiene un número máximo definido de clientes.

Si deseas implementar nuestro sistema en tu empresa, nosotros recolectamos tus archivos en las oficinas, generamos los índices para la búsqueda de documentos, los resguardamos en bodegas especialmente adaptadas para su correcta conservación y controlamos su accesibilidad, manteniéndola siempre disponible para tu consulta. Además de su resguardo físico, también diseñamos una estrategia de selección de documentos para su digitalización, la modalidad adecuada para llevarlo a cabo y la mejor estructura de almacenamiento y consulta de tu información digitalizada.

Nuestros servicios se traducen en una mayor eficiencia en tu trabajo, incluso podrás acceder a la información de manera remota, no importando si estás fuera de la oficina. La seguridad de tus archivos es prioridad para nosotros, solo personas autorizadas podrán acceder a la información y tendrás siempre un control sobre cada consulta. En dado caso de que necesites revisar un archivo físico con urgencia, nuestro personal podrá enviarte el contenedor que requieras en menos de cuatro horas y se encargará de regresarlo al almacén.

Si aún tienes dudas sobre nuestro servicio o quieres conocer más, ponte en contacto con nuestro personal, están dispuestos a brindarte toda la información que requieras.